NEWS & PRESSE

La protección de los secretos comerciales empresariales en la Unión Europea

head_theme_8

Introducción al tema

El espionaje industrial y cualquier otra forma de apropiación indebida de secretos comerciales ocasionan un daño excesivo a las empresas innovadoras, siendo importante conseguir una protección unitaria en el ámbito europeo para garantizar la competitividad y evitar que la sede de la empresa se fije en un Estado Miembro u otro en función del grado de protección existente. Por otro lado, esta protección no puede extenderse generalmente a la revelación de actos ilegales cometidos en relación directa con dichos secretos (por ej. revelaciones de los así llamados “whistleblower”).

El 15 de junio de este año se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea la Directiva (UE) 2016/943 del Parlamento Europeo y del Consejo de 8 de junio de 2016, relativa a la protección de los conocimientos técnicos y la información empresarial no divulgados (secretos comerciales) contra su obtención, utilización y revelación ilícitas, entrando en vigor el 5 de julio de 2016 y debiendo ser incorporada a los derechos de los Estados Miembros hasta el 9 de junio de 2018.

La directiva define los conceptos fundamentales para evitar diferencias en la interpretación.

El secreto comercial y su protección

En el art. 2 de la directiva se encuentra la definición de “secreto comercial”, siendo éste toda información que cumpla los siguientes requisitos:

  • ser secreta en el sentido de no ser, en su conjunto o en la configuración y reunión precisas de sus componentes, generalmente conocida por las personas pertenecientes a los círculos en que normalmente se utilice el tipo de información en cuestión, ni fácilmente accesible para éstas;
  • tener un valor comercial por su carácter secreto;
  • haber sido objeto de medidas razonables, en las circunstancias del caso, para mantenerla secreta, tomadas por la persona que legítimamente ejerza su control”

La protección del secreto comercial tiene límites, contenidos en el art. 5.

No toda toda obtención, uso o revelación de secretos comerciales es ilícita. No lo es en el marco del ejercicio de los derechos de información, consulta y participación de los representantes de los trabajadores y del ejercicio de la defensa colectiva de los intereses de los trabajadores y empresarios o en el marco de una auditoría legal, sin perjuicio del deber de confidencialidad del destinatario.

La protección de los secretos comerciales tiene otro límite. Ésta no se extenderá a las revelaciones que sirvan al interés público porque descubran una falta, irregularidad o actividad ilegal en directa relación con el secreto.

La concreta protección judicial del secreto comercial se deja en mano de los Estados Miembros, estableciendo la directiva directrices. Se ha de garantizar la efectividad de las medidas de protección, también con medidas cautelares y evitar el abuso de derecho. Especialmente se ha de garantizar la protección de los secretos también durante el procedimiento judicial y al publicar las sentencias.

Los Estados Miembros decidirán sobre la prescripción de derechos, que no podrá exceder de seis años (art. 8)

El derecho de indemnización por daños y perjuicios

Los Estados Miembros decidirán qué medidas de entre las contenidas en el art. 12 de la directiva podrán imponer los jueces cuando se determine una infracción, por ej. retirada de productos del mercado, destrucción de documentos, prohibiciones de uso, etc. por lo general a costes del infractor.

De especial importancia es el derecho de indemnización (art. 14). Incluye todos los factores relevantes, como el daño económico producido, el lucro cesante de la empresa y el enriquecimiento ilícito del infractor. Adicionalmente se podrá exigir el daño inmaterial (no económico) o moral.

De forma alternativa, especialmente cuando sea difícil cuantificar el daño, los juzgados podrán conceder cantidades fijas atendendiendo a criterios abstractos, por ej. el valor del cánon de licencia de la información concreta que el infractor hubiera tenido que pagar si la empresa dañada hubiera ofrecido su consentimiento.

Artikel als PDF downloaden (Größe 129 KB)

IHR ANSPRECHPARTNER:
Eva Camina Giral

Insolvenzrecht, Internationaler Rechtsverkehr, Spanisches Wirtschaftsrecht
ALLE NACHRICHTEN ANZEIGEN
Diese Website benutzt Cookies. Wenn Sie die Website weiter nutzen, gehen wir von Ihrem Einverständnis aus.